El complejo ha duplicado su espacio, de 600 a 1.500 metros cuadrados, e incorpora una grada para 200 espectadores

El Club de Amigos del Baloncesto de Estepona (CAB) ha inaugurado la ampliación del pabellón Ramos Cazorla.

Tras una inversión de 200.000 euros para remodelar la infraestructura, el pabellón cuenta con un estado estupendo y homologada.

El complejo era una nave que estaba infrautilizada y el CAB Estepona consiguió que en el 2016 el Ayuntamiento se la cediese.

Tras la remodelación, se han sumado 900 metros cuadrados a su superficie,  alcanzando un total de 1.500 metros cuadrados. Asimismo, de las obras más importantes, ha sido la de dotar al pabellón de una zona de gradas con capacidad para 200 personas.

El CAB Estepona es uno de los debutantes en esta categoría, y gracias a esta remodelación podrá contar con un Pabellón a la altura de la competición.